PASSIVHAUS


Ponemos toda nuestra energía en que tu vivienda la conserve


UNA VIDA DE EFICIENCIA

El estándar Passivhaus es uno de los principales exponentes en cuanto a bioclimatismo y eficiencia energética, por lo que una vivienda construida o certificada bajo este estándar, asegura el máximo ahorro energético posible.

Para que tu vivienda sea certificada Passivhaus debe cumplir estrictos controles de estanqueidad y bajísimas demandas de energía para la calefacción, refrigeración y consumos de energía primaria.

Puede optarse a la obtención del certificado oficial o, simplemente, diseñar la vivienda bajo los criterios del estándar. Siempre ahorrarás significativamente con respecto a una construcción convencional.

Las viviendas realizadas bajo criterios Passivhaus se construyen con materiales que aseguran el máximo ahorro energético y aprovechan las condiciones climáticas específicas de cada lugar para sacar todo el provecho posible de las 4 fuentes principales de energía renovable: la tierra, el sol, el aire y el agua.



CARACTERÍSTICAS DE UNA VIVIENDA PASIVA



VENTAJAS DE UNA PASSIVHAUS

AHORRO

Invertir en materiales y sistemas constructivos más eficientes se amortiza en un corto plazo de tiempo. Una vivienda Passivhaus requiere un incremento en la inversión inicial del 15%. Este coste se amortiza rápidamente, ya que una Passivhaus requiere como media el 10% de la energía utilizada en las viviendas convencionales, por lo que obtendrás un ahorro notable en tus facturas con el que amortizarás el sobrecoste inicial.

SOSTENIBILIDAD

Gracias al uso eficiente del sol no es necesario disponer de potentes sistemas de calefacción convencional en invierno. Gracias a los sistemas de sombreado estratégico conservamos el hogar fresco en verano. Así conseguimos un ahorro notable, y en función de los materiales utilizados y de los procesos constructivos, podemos construir viviendas que incluso generen energía sobrante. Así que está en tu mano decidir qué nivel de eficiencia deseas para tu hogar y cuanto quieres ahorrar.

SALUD

Gracias a que el techo, las paredes y el suelo de una Passivhaus están construidos con material de gran aislamiento, disfrutaremos de un microclima propio que mantendrá tu hogar sin apenas variaciones en la temperatura, independientemente de la estación en que nos encontremos o del tiempo que haga. Y gracias al sistema de renovación del aire mantendremos constantemente la calidad del aire sin corrientes, olores, polvo, insectos o polen que provengan del exterior. Así conseguiremos mantenernos a salvo de resfriados y alergias.

VERSATILIDAD

Una vivienda Passivhaus se puede construir en cualquier tipo de clima y terreno. Para asegurarnos de utilizar la mejor técnica constructiva, realizamos un estudio del terreno y el entorno para establecer el sistema más adecuado, y en función del clima valoramos qué tipo de aislamiento es necesario. Se puede construir todo tipo de viviendas o espacios bajo el estándar Passivhaus, así que tan sólo imagina, y cuéntanoslo.


Preguntas Frecuentes

1¿Una casa Passivhaus tiene que ser bioconstruida?

El concepto Passivhaus hace referencia únicamente a la eficiencia energética de la vivienda, a la consecución de un ambiente interior con aire renovado de forma constante con poca concentración de CO2 y a la introducción en el diseño de criterios bioclimáticos.

No entra a valorar la sostenibilidad e incidencia de los materiales, ni los sistemas constructivos empleados sobre el medio ambiente y la salud de las personas. Por ello, bioconstrucción y Passivhaus se complementan de forma perfecta.

2Al buscar la estanqueidad máxima, ¿tendré que mantener siempre cerradas las ventanas?
No. El sistema tiende a equilibrarse tras la apertura manual de huecos y, de hecho, la apertura manual de huecos durante la noche para el refresco interior instantáneo, forma parte de las estrategias pasivas y se introduce en los cálculos iniciales como una variable a considerar.
3¿Cuánto más cuesta una casa Passivhaus?
A igualdad de calidad, una Passivhaus supone un sobrecoste de entre un 10% y un 15% respecto a una construcción convencional, pero estos costes se compensan en 5-8 años. A partir de esa amortización, una edificación Passivhaus te supondrá un ahorro vitalicio.

¿ALGÚN PROYECTO EN MENTE?

//]]>